Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

13 may. 2013



El tiempo no se para jamás, continua transcurriendo. No solamente transcurre sin preocuparse de los obstáculos, sino que, del mismo modo, nuestra vida continúa moviéndose hacia delante sin cesar .
Si algo va mal, no podemos remontarnos en el tiempo e intentarlo de nuevo. En cierto sentido, pues, no existe una auténtica segunda oportunidad.

dalai lama