Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

6 jun. 2013

Lever du soleil dans la brume, ma dernire pour aujourd'hui ! Bonne soire et bonne nuit mes amis !
Foggy...

Cinco diferentes métodos de meditación

Debes conocer la esencia de la mente. Su intrínseca esencia es la pura claridad.
Esencialmente es la misma que un buda. Debes conocer las funciones de la mente. Sus
funciones producen el tesoro de las enseñanzas. Cuando su actividad es siempre silenciosa,
las miríadas de ilusiones se convierten en vacuidad.
Constantemente sé consciente, sin cesar. Cuando la mente es consciente, percibe la
vacuidad de las cosas. Constantemente considera tu cuerpo como vacío y sereno, tanto en el
interior como en el exterior. Sumerge el cuerpo en el reino de la realidad, allí donde nunca ha
existido obstrucción alguna.
Mantén la unidad, sin alterarla. Si el estudiante permanece en este estado, en la
actividad o en la quietud, será capaz de percibir la naturaleza búdica con toda claridad.
Tao-hsin (580-651)