Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

23 jun. 2013


¿Cómo es posible que tengamos millones de los más brillantes doctores, psiquiatras, hombres y
mujeres de medicina en el mundo y sin embargo aún haya tanto dolor y sufrimiento?

Los kabbalistas enseñan que la raíz de todo dolor es nuestro egoísmo y nuestra falta de dignidad
humana de unos con los otros. Esto podría parecer un concepto idealista, pero de hecho es
bastante práctico. Piensa en ello: si todos cuidáramos a otros por encima de nosotros mismos,
¿existirían la hambruna, los crímenes de odio y las guerras?

Al tomar una decisión activa para amar incondicionalmente (aceptar a otros como son, respetar
los derechos de cada uno de escoger sus propios caminos y tratar a todas las personas con
dignidad) literalmente tomamos parte en la eliminación del dolor y el sufrimiento el universo.
Más aún: inspiramos a otros a hacer lo mismo.

Es así como el cambio ocurre a una escala global. Todo comienza conmigo y contigo.

Esta es una semana especial y poderosa para la sanación y podemos conectar con esta energía
al transformar nuestra naturaleza egoísta en una naturaleza de gran amor y compartir,
convirtiéndonos en un faro de Luz.

El trabajo que hacemos para cambiarnos a nosotros mismos es el trabajo que hacemos para
sanar al mundo.