Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

8 jun. 2013




La alegría que enlaza al despertar (piti-sambojjhanga) tiene la característica de una extendida satisfacción y la propiedad de la satisfacción exaltada.
Esta alegría de enlace al despertar se manifiesta como euforia mental que puede alcanzar cinco sucesivamente crecientes grados de intensidad:

1: Alegría menor, que puede elevar el pelo en el cuerpo cuando se está emocionado.
2: La alegría momentánea, que parpadea como un rayo en varias ocasiones.
3: La alegría del derramamiento, que se rompe en el cuerpo en varias ocasiones como olas del mar.
4: La alegría elevada, que puede ser lo suficientemente fuerte como para incluso levitar el cuerpo.
5: La alegría impregnada, que es como una esponja pesada toda saturada de agua.
Visuddhimagga IV 94-9

El Buda dijo una vez: ¿Qué fermentaciones mentales (asava) deben ser superadas por el desarrollo?
Cuando un Bhikkhu, por la atención cuidadosa y racional desarrolla la alegría que enlaza al despertar basado en el aislamiento, el desencanto, el cesar  y que culmina con la renuncia, entonces ninguna fermentación mental , ni fiebre, ni el descontento surgen en él.
MN2 [i 11]

En el que ha despertado la energía entusiasta, surge una alegría no de este mundo y la alegría que enlaza al despertar surge allí, se desarrolla y llega a la culminación de su desarrollo.
MN118 [III 85]