Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

14 jun. 2013




La bondad solo puede florecer en libertad. No puede hacerlo en un terreno de persuasión en ninguna de sus formas, ni tampoco por la fuerza o como resultado de una recompensa. No aparece mientras haya alguna clase de imitación o conformidad, y, como es natural, no existe cuando hay temor. La bondad se revela a sí misma en la conducta, y esa conducta se basa en la sensibilidad; esa bondad se manifiesta en la acción. El movimiento del pensamiento no es bondad. El pensamiento, que es muy complejo, debe comprenderse, y esa misma comprensión lo despierta de su propia limitación. -

J. Krishnamurti Cartas a las escuelas. Septiembre de 1978.