Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

16 jul. 2013

buen día para todos ......... !



Cuando el espíritu se halla completamente liberado de emociones y tendencias negativas, comprende y conoce todos los fenómenos.
Ejerciendo y utilizando los métodos correctos podemos concretar nuestro potencial para alcanzar una omnisciencia semejante.
Sólo porque existen velos oscuros entre el espíritu y su objeto somos incapaces de conocer todas las cosas.
Una vez que esos velos se disipan, no necesitamos ningún poder nuevo. Ver y ser consciente es la naturaleza misma del espíritu.

Dalai Lama