Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

6 jul. 2013

dijo el vigésimo patriarca:



No busco la Vía,
pero tampoco hago lo contrario.

No me prosterno ante Buda,
pero tampoco lo desprecio.

No permanezco mucho tiempo sentado,
(meditando) pero tampoco
me siento relajado.

No limito mis comidas a una sola,
pero tampoco me atiborro.

No me siento satisfecho de todo,
pero no me muestro ávido.

CUANDO EL CORAZÓN
ESTÁ DESPOJADO DE TODO DESEO
ENCUENTRA LA VÍA.

La Gran Vía es generosa,
Por eso no es difícil ni fácil.