Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

20 jul. 2013


Habiendo abandonado las acciones negativas, debemos renunciar a sus causas, que son las emociones negativas. El único antídoto contra éstas es la sabiduría, que conoce la "no-realidad" de las cosas. Según Nagarjuna y sus descendientes espirituales, la raíz de las emociones negativas es la ignorancia, que conduce a creer que los fenómenos son reales.


:rose::rose::rose::rose::rose::rose::rose::rose:

Para alcanzar la iluminación, debemos eliminar no solamente las emociones negativas y sus causas, sino también las costumbres que oscurecen la omnisciencia.
En cuanto hayamos eliminado esos velos oscuros, alcanzaremos la omnisciencia. El sendero que nos conduce a ella es la sabiduría, que percibe que las cosas no tienen realidad alguna.

Dalai Lama