Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

19 jul. 2013

. - Shi-fu Hsu Yun - .



En esta vida, que es como un sueño y una ilusión, pasamos el tiempo como patas arriba.
No comprendemos la grandeza del Buda y no pensamos en escapar del reino de la vida y la muerte.
Dejamos a nuestras acciones buenas y malas decidir nuestro ascenso y caída y aceptamos la retribución de acuerdo a sus efectos kármicos...

En los seis mundos de la existencia, hay todas las clases de sufrimiento.
Hay seres que nacen por la mañana y mueren por la noche.
Hay algunos que viven solo unos pocos años y otros que viven muchos años.
No todos son maestros de si mismos.

Por esta razón, debemos confiar en la compasión de Buda si queremos encontrar un camino fuera de este enredo, por que los Budas y Bodhisattvas poseen el Poder de sus votos de bondad, piedad, alegría y renuncia, y pueden librarnos del amargo océano de la mortalidad para nuestra llegada segura a la brillante "otra orilla".

Son amables y compasivos, y cuando ven a los seres vivos soportando sufrimientos, se apiadan de ellos y les liberan a fin de que puedan escapar del sufrimiento y gozar de la felicidad.

Su gozo y renuncia consiste en su regocijo y alabanza a los seres vivos que realizan actos meritorios o dan lugar en su mente a pensamientos bondadosos, y conceden las demandas de acuerdo a los requerimientos posteriores.

. - Shi-fu Hsu Yun - .