Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

19 jul. 2013

la mente sin forma

La mente sin forma

La mente sin forma puede funcionar de modo extraordinario, respondiendo al sonido,
respondiendo a la forma, iluminando dondequiera que ella se dirija. Aunque se pueda
localizar, no tiene ubicación; aunque discurra con los ciclos altos y bajos, es totalmente
inconcebible. Si intentas buscarla, no tiene pies ni cabeza: ¿de dónde surge su radiante luz?
En este preciso ahora todo es absolutamente mental: la mente se utiliza para aclarar la mente,
de ese modo vuelve a la espontaneidad. Puesto que no reside en lugar alguno, ¿dónde puedes
buscarla? Su modo de actuar no deja rastro ni huellas. Llega a conocer la persona que sin
duda la está buscando ahora, y no persigas ninguna otra meta.

Kao-ch'eng (sin fecha)