Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

5 ago. 2013

Japan Origami Museum, Narita Airport, Tokyo
esta imagen es del museo de origami del Japon


Érase una vez, que vivía un anciano y su esposa. Al final del año, el viejo fue a vender sombreros trenzados ya que no tenían comida para celebrar el Año Nuevo.

Por desgracia, el viejo no pudo vender ni un solo sombrero. En el camino a casa, se encontró con seis Jizo que habían estado al nevado. Cubrió la cabeza de los Jizo con los sombreros que llevaba y como tenía sólo cinco sombreros, le dio al último Jizo el sombrero que llevaba.

Cuando regresó a casa, le dijo a su esposa que no vendió un solo sombrero y en su lugar, los había puesto en la cabeza de seis Jizo. La anciana lo aprobó y dijo: "Hiciste algo bueno."

Por la noche, mientras dormían, escucharon golpes fuertes fuera de la casa. Fueron, y vieron que seis Jizo con sombreros trenzados se iban después de poner un montón de arroz y alimentos en la puerta. Gracias a la comida traída por los seis Jizo, el anciano y su esposa tuvieron un feliz Año Nuevo.

Jizo-Bosatsu: bodhisattva de particular predicamento y veneración populares en Japón. Considérasele protector de los niños y consejero de los descarriados o extraviados. Es el equivalente de Kshitigarbha.