Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

1 ago. 2013



"LA MENTE CREA NUESTRAS EXPERIENCIAS"

"El sufrimiento es la única condición para la expresión de la compasión.

Hay bondad continua a nuestro alrededor, cultivemos conscientemente el hábito de identificar la bondad en otros. Podemos encontrar bondad latente, pura, expresándose de maneras incontables, sin otra razón que la de ver el sufrimiento, y sentir que hay que hacer algo. Para poder conectar auténticamente con la bondad de los otros necesitamos ir cultivando la confianza de que sí hay bondad en los demás. En este proceso de entrenamiento veremos e identificaremos las cualidades positivas en los otros.

Una y otra vez, observando a las personas de tu alrededor:

1.- Haz mentalmente una lista de sus cualidades. Si te abres conscientemente a la totalidad de la otra persona encontrarás sus cualidades. Busca acciones que sean expresiones de la bondad básica de la compasión que otros tienen.

2.- Ahora haz otra lista, pero esta vez con personas específicas que no te gusta cómo actúan o que crees que actúan mal de algún modo.

Entrenémonos conscientemente en ver sus cualidades latentes. Esta es una tarea muy importante ya que nos daremos cuenta de que hemos estado buscando las faltas en vez de buscar la bondad latente que poseen cuando se expresan, y que podemos tomarlas como la indicación de lo que esa persona tiene en su interior.

Fortalezcamos el hábito de conectar con la bondad de los otros."