Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

22 ago. 2013

la moral verdadera ...


La moral contraria al Dharma se manifiesta como un sentido de superioridad sobre quienes no la observan, competencia con quienes la guardan más puramente que nosotros, y el deseo de obtener ventajas y ganancias como consecuencia de nuestra conducta 'admirable'.

La moral de acuerdo al Dharma no juzga, no compite, ni pretende el provecho propio. Por el contrario, la moral verdadera conforta y motiva a los demás, y busca su beneficio.