Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

8 sept. 2013


Aquél que no cree en la ley del karma, pero que vive su vida haciendo el bien, recogerá los frutos. Eso le ayudará en su vida futura.
Pero aquél que pasa la vida rezando y levantando acta de sus creencias y su estudio del dharma y mostrando sin embargo una actitud egoísta y falta de compasión, habrá derrochado su "preciosa vida humana".
"Dalai Lama"