Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

7 sept. 2013

El Evento Principal !



El Evento del Despertar:

En ese momento una joven llamada Sujata Senani vivía en Uruvela. Cuando adulta, rezaba ante un cierto árbol de Banyan para que ella pudiera conseguir un marido igual a sí misma en la casta y que su primer hijo sea un varón.

Su oración fue un éxito, ya que es lo que realmente sucedió. En el día de luna llena del mes de Vesak, se levantó muy de mañana a ordeñar las vacas. Tan pronto como nuevos cubos fueron colocados en las vacas, su leche se derramaba en arroyos por sí misma. Al ver este milagro, ella sabía que algo especial estaba pasando.

Ahora bien, en esa misma noche el Futuro Buda tuvo 5 sueños específicos que lo hizo concluir: Ciertamente, sin duda, hoy es el gran día, voy a llegar a la Iluminación! Su 5-luminosidad iluminó todo el árbol.

Entonces Sujata vino y ofreció el arroz cocido en leche a la manos del Gran Ser. Después de ésto un cortador de césped vino con un mazo de hierba recién y cercanamente cosechada. Él ofreció al Gran Ser 8 puñados de hierba Kusa, cuando vió que este sabio era un hombre santo.

El futuro Buda aceptó la hierba y continuó hasta el pie del gran árbol de Bodhi. Al llegar a la parte oriental imperturbable, donde todos los Budas toman su asiento, se sentó decidido debajo y dijo para sí:

Este es de hecho el lugar inamovible en donde todos los Budas se han plantado ellos mismos!
Este es el mismo lugar de la destrucción de la red del deseo!
Entonces, el futuro Buda le dio la espalda al tronco y se enfrentó al Oriente.
Allí él hizo entonces esta poderosa decisión:






"Que la sangre y carne de este organismo se sequen y dejen la piel y tendones caer del marco de los huesos.
No voy a dejar este asiento antes de haber alcanzado la iluminación suprema absoluta! "


Así se lo determinó sentándose en este asiento invencible, que incluso ni 100 golpes de relámpago le podrían hacer vacilar. En ese mismo momento la deidad rebelde Mara, el Maligno, exclamó:

Príncipe Siddhartha ahora pasarás más allá de mi poder, pero nunca lo permitiré! y sonando el grito de guerra de Mara, preparó su ejército y salió a dar batalla. Entonces Mara dijo a su milicia: Este Sakyamuni, hijo de Suddhodana, es muy superior que cualquier otro hombre, por lo que nunca tendré éxito para luchar contra él en la delantera. Por lo tanto, lo vamos a atacar por la espalda. Frustrado, al no incluso poder tocar este Portador de energía con 9 huracanes fuertes de viento, lluvia, piedras, armas, brasas, cenizas calientes, arena, barro y oscuridad, Mara, algo con pánico mandó a su ejército: ¿Por qué se quedan quietos?

Aprovechen, maten y ahuyenten a este príncipe. Y Mara gritó: Siddhattha, deja este asiento. No es tuyo, es mío! Al escuchar esto el Único Bien Ido respondió:

Mara, ni una sola vez has cumplido las 10 perfecciones hasta el tercer grado, ni has dado las 5 grandes donaciones. Ni has luchado para la Entrada, ni para el bienestar del mundo, ni el de la iluminación! Por lo tanto este asiento no te pertenece, es de hecho sólo y siempre para mí!

De pronto dominados por el miedo los seguidores de Mara huyeron atropelladamente en todas las direcciones. Dos no se fueron de la misma manera, pero dejaron las armas atrás en un caos total, y huyeron aterrorizados por el pánico. Al verlos huir, la gran asamblea de dioses gritó triunfalmente: Mara fue derrotado. Príncipe Siddhartha ha ganado! Vamos a celebrar la victoria! Las deidades luego cantaron:

La victoria ha ganado esta ilustre Buda.
El Maligno, el Hacedor del Fin es derrotado.
Así ellos con júbilo cirundan el trono de la sabiduría,
La banda de nagas cantando sus alabanzas del vidente,
Las bandadas de pájaros cantando sus alabanzas del sabio,
La asamblea de Deidades cantando sus alabanzas del Conquistador,
El grupo de los Brahmas cantando sus alabanzas del Digno.

Fue antes de que el sol se haya puesto que el Tathagata conquistó a Mara y derrotara a su ejército. Luego, en la misma noche, después de haberse bañado, mientras que del árbol Bodhi llovieran ramitas rojas sobre su túnica, el Uno-Consumado adquirió el conocimiento de su existencia anterior en la primera vigilia de la noche:

Con la mente así concentrada, purificada, brillante, fijo, unificado, centrado, dócil, obediente, constante e imperturbable, me dirigí a la memoria de mis vidas pasadas. Recordé muchas vidas pasadas, es decir, un nacimiento, dos ... cinco, diez ... cincuenta, cien, mil, cien mil, muchos eones de contracción cósmica, muchos eones de expansión cósmica:

Alli tenía tal nombre, pertenecía a tal clan y especie, tuve tal cuerpo. Tal era mi comida, tal mi experiencia de placer y dolor, tal el final de mi vida. Muriendo de ese estado, volví a levantarme allí. Alli tenía tal nombre, pertenecía a tal clase y familia y tenía tal forma. Tal era mi comida, tal mi experiencia de placer y dolor, tal el final de mi vida. Muriendo de ese estado, retorné aqui. Eso recordé de mis vidas pasadas en todas sus variadas modos y detalles.

Este fue el primer conocimiento que obtuve en la primera vigilia de la noche. La ignorancia fue destruida, surgió el conocimiento, la oscuridad fue destruida; surgió la luz como ocurre en alguien que está alerta, consciente y decidido.

Pero la sensación agradable que surgió de esta manera no invadió mi mente ni permaneció. Con la mente así concentrada, purificada, brillante, intacta, flexible, maleable, constante, e imperturbable, me dirigí al conocimiento de la desaparición y reaparición de los seres. Vi a través del Ojo Divino, purificado y superando el ojo humano, seres falleciendo y volviendo a aparecer, y me di cuenta de cómo y por qué son altos y bajos, hermosos y feos, afortunados y desafortunados, todo ello de acuerdo con las intenciones de sus acciones previas: "Estos seres que fueron dotados de mala conducta del cuerpo, palabra y mente, que injuriaron a los Nobles, tenían opiniones equivocadas y actuaron bajo la influencia de puntos de vista erróneos, con la desintegración del cuerpo, después de la muerte, han reaparecido en el plano de la miseria, los malos destinos, los reinos inferiores, incluso en los infiernos.

Pero estos seres, que fueron dotados con una buena conducta de cuerpo, palabra y mente, que no respondían con maldición a los Nobles, que tenían puntos de vista correctos y actuaban bajo la influencia de la visión correcta, con la disolución del cuerpo, después de la muerte, han reaparecido en felices destinos, incluso en un mundo divino. Por lo tanto - por medio del ojo divino, purificado y superando al humano - vi seres falleciendo y reapareciendo, todo ello de conformidad con su particular mezcla de bien y mal kamma.

Pero la satisfacción que surgió de esta manera no invadió mi mente ni tampoco permaneció. Con la mente así concentrada, totalmente absorbido, me dirigí para comprender el aquietamiento de todas las fermentaciones mentales.
Entonces me di cuenta de lo que en realidad viene a ser, que:

Tal es la miseria ...
Tal es la causa de la miseria ...
Tal es el fin de la miseria ...
Tal es el camino para poner fin a la miseria ...

Tal es la fermentacion mental ...
Tal es la causa de la fermentación mental ...
Este es el final de la fermentación mental ...
Tal es el camino que lleva al final de la fermentación mental ...!

Cuando mi mente vio ésto, se dio cuenta de ésto, fue liberada de la fermentación del deseo sensual, liberada de la fermentación de llegar a ser, sin obstáculos por la fermentación de la ignorancia. Totalmente y perfectamente Iluminado - El Buda - percibió esta inmensa gloria, dijo estos 2 versos solemnes, que nunca han sido omitidos por cualquiera de los incontables miles de Budas anteriores:


A través de esta ronda de innumerables existencias sin embargo he buscado al "creador" que enmarca esta formación, sin poder encontrarlo:
Qué miseria! es tal el nacimiento sin fin, el envejecimiento, la decadencia y la muerte!

Ahora veo que "el Constructor" de esta estructura es el Deseo ...!
Nunca será construida nuevamente esta estructura, ya que todas las vigas se hicieron añicos y la principal se rompió y está completamente rota ...
En este aquietamiento de toda ansia, la mente ha encontrado por fin la calma ...

Entonces, amigos, esta visión de la seguridad surgió en mí: El presente comunicado es irreversible, éste es el última renacimiento, esta infinita reaparición finalmente terminó ...

El Evento del Despertar !