Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

14 sept. 2013

Si cien personas duermen y sueñan,
cada una de ellas experimentará
un mundo distinto en su sueño.
Quizás podría decirse que todos
estos sueños son verdaderos,
pero carecería de sentido asegurar que sólo el sueño
de una persona es el mundo real y
que todos los demás son falsos.
Hay verdad para cada perceptor según
las pautas kármicas que condicionan sus percepciones.

Kalu Rimpoche