Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

3 sept. 2013

TOMA DE CONCIENCIA DE LA RESPIRACION


Llegada a la Atención Mental

La atención mental es al mismo tiempo un medio y un fin; es al mismo tiempo, el fruto y la semilla. Cuando practicamos la atención mental para desarrollar la concentración; la atención mental, es una semilla. Pero la atención mental misma es la vida de la conciencia: La presencia de la atención mental significa la presencia de la vida; y por lo tanto, la atención mental es también fruto. La atención mental nos libra del descuido y de la dispersión, la atención mental hace posible vivir cada minuto de la vida. La atención mental nos capacita para la vida. El trabajador debe saber cómo respirar para mantener la atención mental; pues la respiración es una herramienta natural y extremadamente eficaz, que puede prevenir la dispersión. Respirar es el puente que conecta la vida con la conciencia, que une el cuerpo con los pensamientos. Cada vez que la mente se disperse; el trabajador debe usar su respiración, para controlar de nuevo su mente. Realizar suavemente una respiración muy larga; consciente del hecho, que se está inhalando con profundidad. Luego expulsa todo el aire contenido en los pulmones con plena conciencia, durante todo el tiempo de la expulsión. El Sutra de la Atención Mental, enseña la manera de atender la respiración de la siguiente forma: “Siempre atento a la inhalación y siempre atento a la exhalación”. Con una inhalación prolongada; se sabe, “estoy haciendo una larga inspiración”. Haciendo una larga expulsión; se sabe, “estoy haciendo una prolongada expiración”. Haciendo una corta inspiración; se sabe, “estoy haciendo una corta inspiración”. Haciendo una corta expulsión; sabe, “estoy haciendo una corta expulsión”. “Experimentando la totalidad del cuerpo (Respiración) inspirare”; así se entrena, a sí mismo. Experimentando la totalidad del cuerpo (Respiración) expirare; así se entrena, a sí mismo. “Al calmar la actividad del cuerpo (Respiración) inhalare”; así se entrena, a sí mismo. “Calmando la actividad del cuerpo (respiración) exhalare”; así se entrena, a sí mismo.

En un monasterio budista, todo el mundo aprende a usar la respiración como un instrumento para detener la dispersión y desarrollar el poder de la concentración. Esta es la fuerza que surge de la práctica de la atención mental. La atención, es la que nos puede ayudar a obtener el Gran Despertar. Pero el Gran Despertar es también un despertar (Cuando el trabajador toma conciencia de su propia respiración; quiere decir que ya se ha despertado, con respecto a ese punto). Para mantener la atención mental durante un largo periodo, debemos continuar vigilando la respiración. Ahora estamos en el otoño; y las hojas doradas cayendo una a una, resultan un espectáculo realmente bello. Paseando diez minutos por el bosque, observando mi respiración y manteniendo mi atención mental, me siento refrescado y renovado. De ésta manera, puedo verdaderamente entrar en comunión con cada una de las hojas doradas. Es más fácil mantener la atención mental, si se anda por un camino rustico. Si a tu lado camina un amigo sin hablar; pero atento también a su respiración, puedes seguir sin ninguna dificultad con tu atención mental. Pero si el amigo que camina a tu lado comienza a hacerte preguntas, tu concentración mental ya resulta un poco más difícil. Si interiormente piensas: “Desearía que este sujeto dejara de preguntarme; así podría concentrarme”, ya has perdido tu atención mental. Pero si en lugar de eso puedes pensar: “Si él desea hacer preguntas contestaré, pero continuare con mi atención mental, atento al hecho de que estamos caminando juntos por este sendero, atento a las preguntas que el haga y a las respuestas que yo le de. Puedo continuar con mi vigilancia de mi respiración”. Si puedes hacer nacer éste pensamiento, continuaras en atención mental. Es más árido practicar en éstas circunstancias, que cuando uno está solo; pero si a pesar de todo continuas con ésta práctica, desarrollaras la habilidad de mantener una concentración mucho mayor. Hay unas líneas en una de nuestras canciones folk que dicen: “Lo más duro de todo es practicar el camino en casa; en segundo lugar entre la multitud, y en tercero en la pagoda”. Solo en una situación activa y exigente; la atención mental, llega realmente a ser un reto.

Thich Naht Hanh

¿Podemos mirar la verdad sin formar ideas?
Para la mayoría de nosotros, es casi instintivo formar ideas
cuando se nos presenta algo verdadero. Y creo que si
pudiéramos comprender porque´hacemos ésto de manera
tan instintiva, casi inconsciente, quizás entonces
comprendamos si es posible estar libres
del esfuerzo.

Krishnamurti