Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

9 oct. 2013

La realidad de la mente



La tierra y el cielo están formados en su totalidad por la mente, pero ¿cómo puedes explicar el principio de que estén constituidos por la mente? ¿Y cómo puedes explicar la realidad de la mente sin forma que impregna las diez direcciones?
No hay nada que no surja de la compasión que genera conocimiento, ni nada que no surja del conocimiento que activa la compasión, ni nada que no proceda de la compasión y del conocimiento que iluminan por igual el océano de la naturaleza esencial, impregnando la totalidad del universo, en completa fluidez y libertad.
Cuando se conoce la luz y la oscuridad, la materia y la vacuidad, cuando la compasión y el conocimiento están unidos por igual en el umbral donde se concentra la bondad, se manifiesta la recompensa, la respuesta y la realidad; libre e independiente la mente beneficia ampliamente al mundo. Tanto la tierra como el vasto espacio son manifestaciones del umbral donde se concentra la bondad.
Por eso se dice que la realidad de la mente sin forma impregna las diez direcciones.

Hsuan-sha