Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

15 oct. 2013

Observa en tu interior


Caligrafía china

E1 espacio no tiene interior ni exterior; lo mismo ocurre con la realidad de la mente. Si comprendes el espacio, alcanzarás el principio de la realidad. Los antiguos maestros siguieron este camino, pero sus descendientes no consiguieron hacerlo. Ello es debido a que es fácil de entender, pero difícil de percibir.
Comprender algo en el momento en que se expone, se denomina concebir una interpretación según las palabras; se llama también percepción dependiente, o incluso comprensión del loro. No se trata de una realización personal ni de un despertar. Por eso los sentimientos de duda no cesan.

Al carecer de una base en la que sostenerse y tener la conciencia atormentada por hábitos insanos, las personas generan opiniones muy particulares. Dicen: «No me adentraré en este profundo abismo de liberación», y «¿De qué sirve perder el tiempo en este ámbito espiritual? ¿Por qué no buscar una salida?». O dicen: «En mi interior hay algo trascendental», o «Dentro de mí está el camino que conduce a la penetrante liberación». Cuando se les pregunta cuál es el camino que conduce a la penetrante liberación, algunos contestan: «Los monos escogen lugares húmedos para orinar» o «En primavera la hierba es de color verde
oscuro». En lugar de seguir el camino de los antiguos maestros, defienden las enseñanzas verbales como si fueran lo más innovador.
A esto se llama despreciar la mente y valorar la doctrina, abandonar la raíz y perseguir las ramas, como un perro intentando cazar una nube. Durante ciento diez años todo el mundo ha mantenido una actitud parecida. El maestro Hsueh-feng dijo: «Nada queda de los grandes maestros, la gente de hoy día los ha enterrado en la maleza». Si consigues seguir el camino de' los antiguos maestros, será como cien mil soles y lunas liberando a los seres sensibles del universo. Si te adentras en el camino de las enseñanzas verbales, será como la luz de una luciérnaga, y no lograrás salvarte ni a ti mismo.
¿Por qué? Porqué continúa siendo una sabiduría estéril. Deja de apegarte al conocimiento verbal y observa en tu interior.

Ch'eng-ku

fuente: http://www.solidaridadesrebeldes.kolgados.com.ar/IMG/pdf/Las_ensenanzas_Zen_Cleary.pdf