Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

23 oct. 2013

usando la Sabiduría ...


"Nuestro equilibrio físico depende del funcionamiento de un centro situado en el oído interno: los canales semicirculares, que están llenos de un líquido en el que nadan pequeños cristales. En las paredes de estos canales se encuentran unas células ciliadas, articuladas con un nervio que transmite muy rápidamente los mensajes sonoros al cerebro. Este aparato sólofunciona bien a  de ejercicios, y los rquilibristas, por ejemplo, llegan a hacerlo funcionar tan perfectamente que reacciona instantáneamente cuando ya no tienen tiempo de pensar en los movimientos que deben hacer.
El equilibrio físico depende de este aparato situado en el oído; por eso los Iniciados vinculan los oídos con la sabiduría. La sabiduría sabe restablecer siempre el equilibrio en nosotros, suceda lo que suceda, pero sólo si permanecemos vigilantes para tomar conciencia de las corrientes que pasan a través nuestro. En cuanto sintamos que algo negativo se insinúa en nuestra cabeza o en nuestro corazón, debemos recurrir inmediatamente a este principio que hay en nosotros que nos
retendrá en las regiones de la luz y nos impedirá caer."

(Omraam Mikhaël Aïvanhov)