Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

17 nov. 2013

la forma no afecta a la esencia


Un hombre puede sentirse infeliz si cree que no es atractivo, y una mujer también puede sentirse desgraciada si se la considera como el sexo débil. Pero a un ser realizado espiritualmente le da lo mismo, tenga la forma que tenga, porque sabe que como el agua, adquiere cualquier forma y, sin embargo, conserva su propia naturaleza; la forma no afecta la esencia espiritual de la persona.

Hua-Ching Ni