Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

25 nov. 2013

mandala

Las flores lucen laxas hoy por la tarde.
Una fresca brisa no consigue quedarse bajo el sol ardiente.
Entre el follaje, las aves anuncian el alimento a su prole.
Junto con las nubes que llegan del sur,
las ranas moras predicen el comienzo de la lluvia.
Repentinamente noté que la armonía reside entre lo bueno y lo malo ...
y en esa armonía el surgimiento es infinito.