Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

31 dic. 2013

llegando ...

En Savatthi. Estando a un lado, aquel deva recitó este verso en presencia del Bienaventurado:

La vida es arrastrada, es de corta duración;

No hay resguardo para alguien que alcanza la vejez.

Viendo claramente este peligro de la muerte,

Uno debería emprender hechos meritorios que traen la felicidad.

[El Bienaventurado:]

La vida es arrastrada, es de corta duración;

No hay resguardo para alguien que alcanza la vejez.

Viendo claramente este peligro de la muerte,

El que busca la paz, debería soltar la carnada del mundo.