Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

16 dic. 2013

Yo tengo ahora años. Y sin embargo siento que soy un niño.
Siento claramente que a pesar de todos los cambios soy un niño.
Mi Gurú me dijo: «ese niño, que eres tú incluso ahora, es tu sí mismo real (swarupa).
Retorna a ese estado ... donde el “yo soy” está todavía en su pureza antes de contaminarse... me dijo: «Confía en mi ...: tú eres divino.
Tómalo como la verdad absoluta.
Tu dicha es divina, tu sufrimiento es divino también.
Todo viene de Dios. Recuérdalo siempre.
Tú eres Dios, solo se hace tu voluntad».
Yo le creí y pronto me di cuenta de cuan maravillosamente verdaderas y exactas eran sus palabras. ...
Simplemente seguí su instrucción, ... y pronto la paz y la dicha y un profundo amor omniabarcante devinieron mi estado norma.
En él todo desapareció — mí mismo, mi Gurú, la vida que yo vivía, el mundo de mi entorno.
Solo quedó la paz y un insondable silencio.
...
(Sri Nisargadatta Maharaj)