Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

16 dic. 2013

La bendición de la adversidad


Es importante contar tus bendiciones. Esto es lo que atrae más bendiciones. Esto también promueve una actitud positiva, una naturaleza proactiva y una habilidad para experimentar todo lo bueno que está a tu alrededor.

Si uno realizara una lista de sus bendiciones podría incluir a la familia y a los amigos, la carrera y los logros, la salud, la prosperidad, las posesiones materiales o la sabiduría que ha cambiado su vida para mejor. Pero ¿Cuántos de nosotros toman en cuenta a las adversidades cuando se trata de pensar en todo por lo cual debemos estar agradecidos?

Cada dificultad que has experimentado en el pasado te ha traído hasta donde estás el día de hoy. Quizás te hizo más fuerte, más sabio, más empático o menos prejuicioso. Tal vez te trajo a un mejor lugar al alejarte de un mal camino en el que te encontrabas. Cualquiera que sea el caso, no debería haber duda en ti de que los obstáculos y las barreras que una vez nos desafiaron, al final nos sirvieron para bien.

Cada uno de nosotros tiene la habilidad de tomar cualquier caos en nuestra vida y convertirlo en una bendición, comenzando con simplemente entender que ya es una bendición.

Cualquier oscuridad que experimentamos nos guía hacia la Luz.

Cuando cuentes tus bendiciones, incluye las adversidades. Aquello que nos desafía el día de hoy nos hace mucho mejores mañana.