Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

29 ene. 2014


Los pies pisan el suelo; pero no está en aquello que pisan, sino en aquello que no pisan, lo que les hace progresar. Asi también, aquello que el hombre conoce es poco, pero aunque es poco puede, apoyado en eso que ignora, conocer lo que el Cielo le dice. Conoce la Gran Unidad. Conoce la Gran Yin (oscuridad). Conoce el Gran Ojo. Conoce el Gran Igualdad (la gran rueda de alfarero). Conoce la Gran Forma (regla). Conoce la Gran Verdad. Conoce la Gran Estabilización. Es lo más alto. La Gran Unidad penetra por todo. La Gran Yin (oscuridad) divide. El Gran Ojo inspecciona todo. La Gran Igualdad (justicia) dirige y coordina. La Gran Forma plasma. La Gran Verdad da firmeza y solidez. La Gran Estabilización retiene y sujeta.
Al término de las cosas está el Cielo. Siguiéndole se llega a la claridad. En la oscuridad se halla el gozne. En el comienzo existe Él. Explicarle es igual que no explicarle. Conocerle es como no conocerle. El no conocer es ya conocerle. Su inquisición no puede tener término y no puede no tener término. En aquel caos existe la realidad. Desde la antigüedad hasta los tiempos actuales permanece invariable y no puede faltar ¿No es esto lo que puede ser denominado la Grandeza Incontrastable? ¿Por qué no inquirirlo? ¿Por qué vacilar? Con la certeza se resuelve la duda y se vuelve a la seguridad. Esto es tener en gran estima la Gran Certeza.

Chuang Tzu