Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

10 feb. 2014


El mundo está completamente más allá de nuestros gustos y disgustos. Todas las cosas trabajan juntas como un todo dinámico. A causa de la impermanencia, del cambio minucioso, no hay nada de que agarrarse. En el budismo se dice que todo está vacío. El vacío es simplemente un cambio constante. Pero no creo que se pueda comprender la vacuidad con conceptos. No hay manera de comprenderlo.

- Dainin Katagiri