Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

23 feb. 2014

haiku

no hay cosa más seca
que una hoja a punto
de dejar su rama

***

Ni siquiera una brisa.
Qué soledad
se siente !

***

la sonrisa del Buddha
torna en hospitalario
al abandonado templo

***

quebré mi lanza
haciendo de la compasión
la mejor arma