Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

20 feb. 2014

no sabemos lo que es el amor ...


En el espacio que el pensamiento crea a su alrededor no hay amor. Este espacio divide a los seres humanos y contiene todo el llegar a ser, la lucha de la vida, la agonía y el temor. La meditación es el fin de este espacio, la terminación del yo. Entonces, la relación tiene un significado totalmente diferente, porque en ese espacio que no crea el pensamiento, el otro no existe, porque uno no existe. La meditación entonces no es la persecución de alguna visión, por más que la tradición la consagre. Más bien, es un espacio sin fin en el que el pensamiento no puede entrar. Para nosotros, el pequeño espacio que el pensamiento crea alrededor suyo, a saber el ‘yo’, es extremadamente importante, porque la mente solo conoce eso y se identifica a sí misma con todo lo que hay en ese espacio. El miedo a no ser nace de ese espacio. Pero en la meditación, cuando esto se comprende, la mente puede entrar en una dimensión del espacio donde la acción es inacción. No sabemos lo que es el amor, porque en ese espacio del pensamiento, que es el yo, el amor es el conflicto entre el yo y el no-yo. Este conflicto, esta tortura, no es amor. El pensamiento es la negación misma del amor, y no puede entrar en ese espacio donde no está el yo. En ese espacio está esa bendición que el hombre busca y no encuentra. La busca dentro de las barreras del pensamiento y el pensamiento destruye el éxtasis de esta bendición.

- Krishnamurti, Libertad, Amor y Acción, Libertad Total, Krishnamurti