Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

17 mar. 2014

Cuando te sientes bien , no estás demasiado preocupado por ti mismo. Las cosas están bien. Cuando te sientes mal , sueles estar demasiado preocupado por ti mismo. Las cosas están mal porque eres malo. Ese es el tipo de pensamiento inconsciente acerca de ti mismo que te puede hacer daño . Es por eso que es importante pensar conscientemente de uno mismo. Si no piensas conscientemente acerca de ti mismo, vas a pensar inconscientemente sobre ti mismo. Cuando piensas en ti mismo conscientemente esos pensamientos inconscientes que hacen daño no pueden sorprenderte con tanta facilidad.

Al pensar conscientemente de ti mismo, recuerda que no es lo que crees que eres. Esto es especialmente cierto si piensas que eres de alguna manera horrible. Lo contrario también es cierto. Tú eres lo que crees que eres. Es por ello que es importante prestar atención a lo que crees que eres, porque te convences a ti mismo que eres eso. Si conscientemente decides lo que eres, entonces tienes un buen punto de partida . Sabrás exactamente dónde estás parado contigo mismo.

Al decidir lo que eres, debes preguntarte algunas preguntas básicas. Debes preguntarte si quieres la felicidad para ti mismo. Debes preguntarte a ti mismo si deseas la felicidad de los demás. Debes preguntarte a ti mismo si tu y los demás merecen la felicidad. Si las respuestas a estas preguntas son sí, sí y sí, entonces sabes que eres algo extraordinariamente bueno y lo mereces . A partir de ese momento en adelante , puedes seguir pensando conscientemente acerca de ti mismo y no te permitas creer cualquier pensamiento que sugiera que eres cualquier cosa menos.

La dificultad con los pensamientos inconscientes es que son inconscientes. Son difíciles de ver. Cuando no puedes ver los pensamientos todavía se pueden sentir las sensaciones que producen. Si te sientes bien, bien. No estás pensando cosas malas sobre ti mismo. Si te sientes mal , mira a ver que te parece que está mal contigo y no lo creas . Recuerda que eres maravilloso y te mereces la felicidad.