Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

10 mar. 2014

La inofensividad es la mejor protección


El Bendito Buda dijo una vez:
Que todas las criaturas, todos los seres vivos,
todos los seres sin excepción alguna,
experimenten sólo el bien de la felicidad!
Que ellos no estén en ningun daño.
Anguttara Nikāya 4.67


La soledad es la felicidad para uno, que está contenido
que ha oído el Dhamma y ve claramente.
La no-violencia es la felicidad en este mundo:
La inofensividad hacia todos los seres vivos.
Udāna 10