Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

31 mar. 2014

"Todo este mundo es el mundo de la mente. Al meditar estamos tratando con la misma mente que ideó nuestros anteojos y puso los lentes en los armazones. Así que este es un mundo vivo, el mundo de la mente. Cuando nos damos cuenta de esto, el trabajo con la mente ya no es una cosa remota o misterioso que hacer. Ya no estás tratando con algo que está oculto o en otro lugar. La mente es justo aquí. La mente está colgando hacia fuera en el mundo. Es un secreto a voces ".
-
Chögyam Trungpa de "Los Cuatro Fundamentos de la Atención" en la Guía de un principiante a la meditación: Consejos prácticos e inspiración de contemporáneos maestros budistas, página 38