Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

8 abr. 2014


Consideremos que todos los seres sensibles son idénticos, porque quieren la felicidad y rechazan el sufrimiento, y se ven privados de felicidad.
Desde lo más profundo de nuestro corazón, consagremos a ellos todas nuestras cualidades positivas, las físicas, mentales y verbales, nuestra riqueza y todo lo que poseemos, deseando que encuentren la felicidad y todo aquello que necesitan.

dalai lama