Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

8 abr. 2014


El espíritu no se puede transformar por la fuerza, con la ayuda de cuchillos y revólveres. Puede parecer débil, porque no tiene color ni forma, pero de hecho es duro y resistente.
La única forma de cambiarlo consiste en utilizar el propio espíritu, ya que sólo el espíritu es capaz de distinguir entre aquello que se debe hacer y aquello que se debe abandonar. Así se puede disipar la oscuridad de la ignorancia.

dalai lama