Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

9 abr. 2014

Somos buenos para prepararnos para vivir, pero no tan buenos para vivir. Conocemos como sacrificarnos diez años por un diploma, y trabajamos muy duro para conseguir un trabajo, un automovil, una casa y asi. Pero tenemos dificultades en recordar que estamos viviendo en el momento presente, que ese momento es único para nosotros para estar vivos. Thich Nhat Hanh

poder ver la luna
debajo de los pétalos