Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

28 may. 2014


Meditating Garden Monk



"En su origen, la Talidad tiene atributos sublimes. La Talidad manifiesta el conocimiento supremo que brilla por doquier. La Talidad tiene verdadera sabiduría y su mente reside en sí misma. La Talidad es eterna, dichosa, auto-existente, y verdaderamente pura; es vigorosa, inmutable, libre...
“Ya que posee todos estos atributos y no carece de nada, la Talidad se designa como la Esencia del Buda y el Cuerpo Verdadero del Buda."
—Asvagosa, Mahāyāna Śraddhotpāda Śāstra