Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

15 ago. 2014

sobre la concentración ....

Albert Einstein manejaba cifras tan astronómicas que una sola cifra podía ocupar toda una página, con cientos de ceros. Pero él se sumergió tanto en esas cifras (lo cual no es común) que se olvidó de las cosas pequeñas.
Un día subió a un autobús y le dio el dinero al conductor. El conductor le devolvió el cambio; Einstein lo contó y dijo: «No es correcto, me está timando. Devuélvame el cambio que corresponde.»
El conductor volvió a contar el cambio y le dijo: «Señor, parece que no sabe contar.»
Einstein recuerda: «Cuando me dijo: "Señor, no sabe contar", simplemente cogí el cambio. Me dije a mí mismo: "Será mejor estarse callado. Si alguien oyera que no sé contar, y además viniendo de un conductor de autobús..." ¿Qué he estado haciendo durante toda mi vida? Números y números, no sueño con otra cosa: no aparecen mujeres, no aparecen hombres..., sólo números. Pienso en números, sueño con números, y este idiota me dice que no sé contar.»
Cuando regresó a su casa, le dijo a su mujer: «Cuenta este cambio. ¿Es correcto?» Ella lo contó y dijo: «El cambio es correcto.»
Entonces él exclamó: «¡Dios mío! Eso quiere decir que el conductor tenía razón. Quizá no sepa contar. Quizá sólo pueda operar con cifras inmensas; las cifras pequeñas han desaparecido de mi mente por completo.»

La concentración siempre es un estrechamiento de la consciencia. Cuanto más estrecha llegue a ser, más poderosa será. Es como una espada capaz de cortar cualquier secreto de la naturaleza: tienes que ser inconsciente de todo lo demás. Pero eso no es religión. Mucha gente lo ha malentendido; no sólo en Occidente, sino también en Oriente. Se cree que la concentración es religión. Te da enormes poderes, pero esos poderes pertenecen a la mente. osho