Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

11 sept. 2014

Desde el momento de nuestro nacimiento, estamos bajo el cuidado y la bondad de nuestros padres. Más tarde, cuando estamos enfermos y viejos, somos dependientes de nuevo en la bondad de los demás. Puesto que somos tan dependientes de los demás al principio y al final de nuestras vidas, ¿cómo puede ser que nos descuidemos en la bondad hacia los demás en el medio? "~ HH Dalai Lama

Right from the moment of our birth, we are under the care and kindness of our parents. Later, when we are sick and old, we are again dependent on the kindness of others. Since we are so dependent on others at the beginning and end of our lives, how could it be that we would neglect kindness towards others in the middle?" ~HH Dalai Lama