Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

11 sept. 2014

"El budismo es la medicina para un mundo enfermo. Su objetivo es promover la paz, el alivio, la ética de sonido, la reconciliación, las buenas relaciones y una vida más feliz. No es simplemente una aproximación a la felicidad individual y la salvación. Está dirigido principalmente a integrar estos beneficios supremos para el mundo en general. No se puede curar a los privilegiados sin emancipar a los oprimidos, como tampoco vamos a ser capaces de curar a la humanidad en su conjunto sin curación de la naturaleza.

Es, por lo tanto, que se nos enfrenta la elección. En el corazón del mensaje budista reside la idea de que las personas son lo que hacen, y lo que hacen tiene consecuencias. Ya que tenemos una vida, y puesto que eso significa que debemos actuar, y ya que nuestras acciones tienen consecuencias, lo que importa profundamente es lo que hacemos. Si nuestros actos se llevan a cabo en la ignorancia de la gran enfermedad, sólo vamos a agravar el problema.

El budismo es también un grito desde el corazón. El Buda salió de su palacio porque ya no podía soportar vivir en el lujo mientras había tantos que sufrieron enfermedad, pobreza y muerte prematura . Este grito, sin embargo, no es sólo emocionalismo. También es un curso de sabios y de principios que lleva al practicante al conocimiento de estar en el camino correcto, así como traer beneficios para el mundo.

La responsabilidad en el budismo es como esté el mundo que quedará con nosotros. No podemos barajar en nuestra responsabilidad a los seres divinos y fuerzas metafísicas - si estos existen o no. Lo que podemos hacer es transformarnos a nosotros mismos. Podemos trabajar juntos para crear mundos nuevos y mejores. Estos nuevos mundos no se encuentran en otra dimensión. El budismo nos da visiones para esta vida y para vidas parecidas a ésta '.

- David Brazier, El nuevo budismo, una guía aproximada de una nueva forma de vida.