Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

18 sept. 2014

make up your mind .... maquilla tu mente ......

Todos los días, antes de que salgamos de nuestras casas, nos inventamos nosotros mismos. Nos duchamos y escogemos la ropa para el día. Arreglamos nuestro cabello, nos afeitamos, aplicamos maquillaje en la cara, enjuague bucal para hacer gárgaras, y nos ponemos desodorante y perfume. Así es como nos presentamos ante el mundo todos los días. Todo esto no es fácil. Se necesita tiempo y energía. Se establece el tono para el día. A medida que avanzamos a través de estos rituales diarios, no sólo estamos aplicando maquillaje a nuestras caras, estamos aplicando maquillaje a nuestras mentes. Es importante ser conscientes de ello.

A veces decidimos que no somos madrugadores. Este es un buen reconocimiento de que es más difícil para nosotros crear buenos estados de ánimo en las mañanas que en otros momentos del día. Es especialmente importante que la gente no madrugadora, que tiene que ser levantada en las mañanas de todos modos, piense en cómo formar las mentes por las mañanas. La manera de hacer intencionalmente nuestras mentes es a través de la atención plena. No se necesita ningún tiempo extra para ver lo que está sucediendo en nuestras mentes a medida que avanzamos en nuestras rutinas. Al reconocer nuestros estados de ánimo y pensamientos difíciles, podemos calmarlos para ir en todo el día un poco más suavemente.

Si imaginamos que llevamos nuestros estados de ánimo en nuestras caras (que, por supuesto, vamos a hacer) tiene perfecto sentido de prestar atención a qué humor usamos. Nuestro estado de ánimo es fácilmente tan importante como que la camisa es la adecuada para la ocasión. Si nos despertamos y comenzamos nuestro día con un mal estado de ánimo, entonces tenemos que reconocer esto y ser amables con nosotros mismos y los que nos rodean. Tenemos que prestar mucha atención a nuestros pensamientos a juzgar, que dicen que esto es bueno o que es malo. Si estamos de mal humor, nos daremos cuenta de que juzgamos un montón de cosas como malas. En realidad no es un juez justo. Cuando nos decidimos a crear conciencia de nuestro estado de ánimo, limitamos los daños que estos estados de ánimo hacen a nosotros mismos y a los demás.

Incluso en un mal humor, cuando nuestro juez interior está gritando, "malo, malo, malo", podemos notar lo bien que se siente el agua caliente en nuestra piel en la ducha. Podemos apreciar cómo el cepillo de pelo rasca nuestro cuero cabelludo. Podemos encontrar música y olores que nos recuerdan la bondad a nuestro alrededor. Encontrar un pensamiento feliz para contrarrestar el mal humor no es tan diferente de cepillarnos los dientes para contrarrestar las manchas de café.

Lo mejor que podemos decidir en nuestra mente es que podemos hacerlo durante todo el día. No necesitamos un espejo, somos un espejo. Cada vez que nos damos cuenta de que nuestra mente se escapa hacia malo, malo, malo, hacemos que nuestra mente vea el otro lado. Lo que obtenemos primero a la mañana es importante, porque, nos guste o no, todos somos gente de la mañana. Cada mañana hacemos nuestra mente de una manera u otra. Si hacemos nuestra mente con atención, vamos a difundir la paz a través de nuestras vidas.



Everyday, before we leave our homes, we make up our selves. We shower and pick out clothes for the day. We fix our hair, shave, apply make up on our faces, gargle mouthwash, and put on deodorant and perfume. This is how we present ourselves to the world every day. All that stuff is not easy. It takes time and energy. It sets the tone for the day. As we go through these daily rituals, we are not just applying make up to our faces, we are applying make up to our minds. It is important to be aware of this.

Sometimes we decide that we are not morning people. This is a good recognition that it is harder for us to create good moods in the mornings than at other times of day. It is especially important for non-morning people, who have to be up and about in the mornings anyway, to think about how we make up our minds in the mornings. The way to intentionally make up our minds is through mindfulness. It doesn’t take any extra time to watch what is happening in our minds as we go about our routines. By recognizing our difficult moods and thoughts, we can soothe them to make the whole day go a little more smoothly.

If we imagine that we wear our moods on our faces (which, of course, we do) it makes perfect sense to pay attention to what mood we wear. Our mood is easily as important as which shirt is right for the occasion. If we wake up and begin our day with a bad mood, then we have to recognize this and be gentle with ourselves and those around us. We have to pay close attention to our judging thoughts, which say this is good or that is bad. If we are in a bad mood, we will notice that we judge a lot of things as bad. It’s not really a fair judge. When we make up our minds to build awareness of our moods, we limit the damage that these moods do to ourselves and others.

Even in a sour mood, when our internal judge is shouting, “bad, bad, bad”, we can notice how good the warm water feels on our skin in the shower. We can appreciate how the hair brush scratches our scalp. We can find music and smells that remind us of the goodness all around us. Finding a happy thought to counter a bad mood is not all that different from brushing our teeth to counter coffee stains.

The best thing about making up our mind is that we can do it all day long. We don’t need a mirror, we are a mirror. Whenever we notice our mind running off into bad, bad, bad, we make up our mind to see the other side. Getting started first thing in the morning is important, because, like it or not, we are all morning people. Each morning we make up our mind one way or another. If we make up our mind mindfully, we will spread peace through our lives.

http://www.zenmister.com/what-am-i/