Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

20 sept. 2014

Profunda y tranquila, libre de complejidad, claridad luminosa no compuesta.
Mas allá de la mente de las ideas conceptuales; tal es la profundidad de la mente de los victoriosos.
En ella no hay cosa alguna a eliminar, ni nada que se le deba añadir.
Es meramente lo inmaculado contemplándose con naturalidad a sí mismo.

Nyoshul Khen Rimpoche