Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

13 sept. 2014


De Alyeksandr Ganzorig, calligraphe de Mongolie


“The source of all painful, conditioned phenomenal existence, samsara, is our acting in a state of not-seeing. It is caused by our basic ignorance or unawareness. The ground of all is actually void and luminous, beyond conception, beyond birth and death. Given a name, it is called the “Essence of Enlightenment” or the “Buddha-nature.” Beings who do not recognize this primordial purity, the void luminous limitless space, fall into delusion through ignorance. Because of the karma of past tendencies, habits, and actions, the movement of mind arises in the voidness.

In a fog of unawareness, holding on to the “I” even though there is no such thing, one grasp at these movements, either with greed or hatred, and thus creates the illusion of their having a separate existence. From these two—the subtle karmic forces and the inner holding onto “I”—the outer gross actions start to unfold as the five sense doors and the eight consciousnesses.”
— Terry Clifford, Tibetan Buddhist Medicine and Psychiatry.


"La fuente de todo dolor, que condiciona la existencia fenomenal, samsara, es nuestra actuación en un estado de no-ver. Es causada por nuestra ignorancia básica o desconocimiento. El fundamento de todo es en realidad vacío y luminoso, más allá de la concepción, más allá del nacimiento y la muerte. Dándole un nombre, es llamo la "Esencia de la Iluminación" o la "naturaleza de Buda." Seres que no reconocen esta pureza primordial, el vacío del espacio sin límites luminoso, caen en el engaño a través de la ignorancia. Debido al karma de las tendencias pasadas, hábitos y acciones, el movimiento de la mente surge en el vacío. En la niebla de la ignorancia, aferrándose a un "YO" a pesar de que no hay tal cosa, uno se agarra a estos movimientos, ya sea con la codicia o el odio, y por lo tanto eso crea la ilusión de que haya una existencia separada. A partir de estas dos-las fuerzas kármicas sutiles y la realización interior en un "YO" -las acciones burdas exteriores comienzan a desarrollarse como las cinco puertas de los sentidos y las ocho conciencias ".
- Terry Clifford, medicina tibetana budista y Psiquiatría.