Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

20 oct. 2014


Así como el agua salada del océano llevado a las nubes resulta dulce, la mente estable trabaja para beneficiar a los demás, el veneno de los objetos se convierte en agua de curación.

- Mahasiddha Saraha

Just as the ocean’s salty water taken into the clouds turns sweet, the stable mind works to benefit others, the poison of objects turns into healing water.

— Mahasiddha Saraha