Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

1 nov. 2014



El silencio

De la misma manera que el sueño, el silencio tiene una gran importancia en nuestra vida. En el Budismo se considera que la actividad (karma) del cuerpo, de la palabra, del pensamiento, de la conciencia; ejerce influencia en la eternidad. En la época actual, las personas son demasiado expansivas; cuando hablan, no hablan más que en función del resultado de sus palabras, a un nivel superficial, por diplomacia, por interés, por competición, etc. Las relaciones inter-humanas se vuelven complicadas, ansiosas y orgullosas. Por la práctica del zazen, aprendemos a mantener relaciones directas, naturales, no influenciadas por nuestro ego, y nos enseña la virtud del silencio. Ya que el cuerpo y el espíritu se encuentran en unidad natural. "En el silencio se eleva el espíritu inmortal".

Zen y las Artes Marciales Taisen Deshimaru Roshi Ed. Luis Cárcamo-2004