Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

7 nov. 2014

"Los verdaderos maestros Zen viven hasta la médula. Se pueden ver en su forma de servir el té, colocar sus zapatos juntos, fuera de la sala de meditación, caminar por la carretera. Puedes sentir la presencia de su intimidad con todas las cosas en su manera indivisa de participar en cualquier actividad que la vida diaria pueda traer. Hay una vitalidad en su manera de hablar y en sus gestos, no importa cuán pequeño, hacen que parezca que el conjunto de la vida acaba de entrar en la habitación. y lo hace.

- Jakusho Kwong- roshi "