Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

19 nov. 2014

no disputar


Los cinco cúmulos son producto de causas y condiciones.
Si son producto de causas y condiciones, no pertenecen ni a mí ni a otros. 
Si no pertenecen ni a mí ni a otros, no tienen dueño.
 Si no tienen dueño, no hay quien se afane por ellos.
 Si no hay afán, no hay disputa.
 No disputar es la práctica de quienes observan el Dharma.
 Así como la mano que se mueve a través del espacio vacío no toca objeto alguno ni encuentra obstáculos,
 los Bodisatvas que practican la igualdad de la vacuidad trascienden este mundo ilusorio.

 —Manyusri, Maharatnakuta Sutra