Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

9 dic. 2014


Enlace permanente de imagen incrustada


Acepto el precepto de evitar destruir a los seres sensibles.

Los discípulos de los Nobles, abandonando el deseo de matar, se abstienen de matar. Al hacerlo, dan libertad del peligro, libertad de la animosidad, y libertad de la opresión a innumerables seres. Al dar libertad del peligro, libertad de la animosidad, y libertad de la opresión a innumerables seres, obtienen su participación en la libertad ilimitada del peligro, libertad de la animosidad, y libertad de la opresión.

Es este el primer don, el primer gran don —original, duradero, tradicional, antiguo, inmaculado, puro desde el principio— libre de sospechas, siempre libre de sospechas, y alabado por los esclarecidos y sabios.

―Buda Sakyamuni, Anguttara Agama (Anguttara Nikaya en el canon Pali)

http://granviacentral.wordpress.com/2014/12/09/3986/