Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

20 dic. 2014

Para que la vida de uno no sea vivida en vano...


Hay cinco clases de riquezas:

1. La riqueza de la fe: Poner confianza en la iluminaciòn del Buddha.

2. La riqueza de la conducta virtuosa: abstenerse de destruir la vida, de tomar lo que no le ha sido dado, de la incorrecta conducta sexual, de decir mentiras, de tomar licores, vinos y otros embriagantes que conducen a la desatención.

3. La riqueza del aprendizaje: Aquellas enseñanzas que son buenas en el principio, buenas en el medio y buenas al final, con el recto significado y forma, que proclaman la vida espiritual perfectamente completa y pura, aprender estas enseñanzas, retenerlas en la mente, recitarlas verbalmente, investigarlas mentalmente y penetrarlas con la Recta Visiòn.

4. La riqueza de la generosidad: morar con el corazón carente de la mancha de la avaricia, libremente generoso, de mano abierta, deleitándose en el renunciamiento, deleitándose en dar y compartir.

5. La riqueza de la sabiduría: para discernir el surgimiento y la desaparición, la cual es noble y penetrante, y conduce a la completa destrucción de la insatisfacción.

Dhanasutta.

Texto completo:
http://bosquetheravada.org/index.php…