Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

19 feb. 2015

Maitreya, Uttaratantra


釈迦如来-清涼寺

Aquellos en quienes la semilla es la devoción por el vehículo supremo,
cuya madre es la sabiduría analítica que genera las cualidades del Buda,
cuya morada es el vientre dichoso de la estabilidad meditativa,
y cuya nodriza es la compasión, son herederos que sucederán al Gran Sabio.


El fruto es la perfección de las cualidades
de la pureza, el ser, la dicha, y la permanencia.
El hastío con el sufrimiento, el anhelo por la paz,
y la devoción a este propósito son las funciones.

Maitreya, Uttaratantra