Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

7 feb. 2015

un sutta sumamente controvertido ...



y en todo caso ,, como en todos los suttas budistas,, debería promover a una meditación profunda ,,, No deberíamos proyectarnos en él ... No somos Budas despiertos, ni Brahamanes ,,,  tampoco estamos en la situación de Sangamaji ni de su ex-esposa ... El sutta termina cuando la señora le contesta a Sangamaji: "este asceta ni siquiera tiene necesidad de un hijo"  y se fue ..........
Soy madre y fui esposa y si me proyecto a la situación de esta mujer (lo cual no sería correcto) les confieso que si mi esposo fuera un Brahmán verdadero, ni se me ocurriría reclamarle alimentos por un hijo ... sería muy egoista de mi parte poner un solo ser a salvación pudiendo ser miles de ellos que logren la iluminación con un solo verdadero Iluminado ...

Namasté

"Ahora, la ex esposa del Venerable Sangamaji sabía que él había llegado a Sāvatthī, por lo que tomó a su hijo y fue a Jetavana. En esa ocasión el Ven. Sangamaji estaba sentado a los pies de un árbol para descansar. Entonces la vieja esposa fue a donde vivía y le dijo: "Este, Samaná, es su hijo, dale de comer ". Con estas palabras, el Ven. Sangamaji permaneció silencioso. Una segunda y una tercera vez, ella dijo: "Este, Samaná, es su hijo, dale de comer. "Sin embargo, después de estas palabras, Ven. Sangamaji permaneció en silencio.
...
Entonces el Bendito, en esa ocasión pronunció estos solemnes versos inspiradores:
"Él no se alegra de su llegada, ni se desespera ante su partida. Este Sangamaji, sin apego, lo defino como un verdadero Brahmán. "
UDANA 1.8, Sangamaji Sutta


“Now, the former wife of the Ven. Sangamaji knew that he had arrived in
Savatthi, so she took her son with her and went to Jetavana. On that
occasion Ven. Sangamaji sat at the foot of a tree to rest. Now the old
wife went to where he lived, and came and said: "That, Samana, is your
son, feed him." 
With these words, the Ven. Sangamaji remained
silent. A second and a third time, she said, "That, Samana, is your son,
feed him." Still, after these words, Ven. Sangamaji remained silent.
Then the Blessed One, on that occasion uttered this solemn verses
inspired: 
"He does not rejoice at his arrival, nor in despair at
his departure. 
This Sangamaji, no attachment, I define it as a true
Brahmin. "
UDANA 1.8, Sangamaji Sutta